lunes, 4 de mayo de 2009

20- La comedia de Natacha

Donde estuviste ayer, que no te pude encontrar en todo el día? Le pregunté el domingo a la mañana a Kika. Estuve en lo de Natacha, me contó, fuimos para allá con Pedro a la tarde temprano y recién regresé a la noche, porque se hizo larga la visita. Ah, dije casi celosa, con razón... porque te quería invitar a ir a caminar un rato, viste qué lindo y soleado que estaba? Si, si, me dijo Kika un poco meditabunda, pero es tardamos en volver porque... esta Natacha... la verdad que a veces me preocupa un poco, porque cada día está mas despistada!
Mientras charlábamos íbamos caminando hasta la panadería, como todos los domingos, a comprar algo rico para desayunar, pero estábamos demorando bastante en llegar, porque a cada paso la gallega se detenía a juntar hojitas de los árboles y los iba guardando en la bolsa.
Mirá qué linda ésta, me decía cada tanto, tiene un poco de rojo y de naranja... me encanta. Y por qué decís que Natacha es tan despistada?, quise saber. Desde donde estaba, así en cuclillas, dió vuelta la cabeza y me miró con una media sonrisa. Qué, nunca te hablé de eso? Ah, bueno... te voy a dar un ejemplo, pero es solamente un ejemplo, eh? Porque siempre, siempre que voy a la casa pasan estas cosas, qué barbaridad! dijo, ya incorporada y tocándose la frente con una mezcla de preocupación y resignación, aunque seguía sonriendo como si un poco le divirtiera. Me contás Kika?
Bueno mirá, comenzó, desde que llegás a la casa empiezan los contratiempos. Tocás el timbre y entonces... nadie encuentra la llave. Desde adentro se escuchan gritos:

"Dónde dejaste la llave, Teodoro??"
"Qué se yo" dice Teodoro "la última que la tuvo fuiste vos!"
"Ya vaaa!! Che, que son Kika y Pedro, dale, ayudame a buscar la llave, que debe estar por ahí, donde dejaste la bolsa de los mandados!"

Jajaja! Bueno, Kika, pero eso es muy común que pase, muchas veces las llaves se pierden... Noooo, me interrumpió ella, pero en lo de Natacha es como un ritual!. Después, a encerrar al perro, que se llama Gofi:

"Gofi! vení para acá! Éste perro! Mirá cómo ensucia con las patas llenas de barro! Gofi! agarralo y encerralo! que la va a saltar a Kika y ya sabés que no le gusta!! Y las llaves???"

Bueno, todo así, hasta que por fin te abren. Entrás, y todo bien, porque Natacha y Teodoro son divinos, viste?, con ellos me re divierto y charlo hasta que no damos más, pero cuando vamos a tomar mate, empezamos con otra cosa. Se me ocurre decirle:

"Qué bombilla rara" porque era como de plástico... qué se yo.
"Si" entonces dice Teodoro "Esa bombilla es una mierda, cambiala Natacha!"
"No" digo yo "dejala así".
"Si, si tenés razón" me dice ella enseguida "esperá que tengo otra, pero es que Teodoro siempre las tapa".
"YOO???" grita Teodoro "A mí siempre me culpan de lo mismo. Cómo voy a hacer para tapar la bombilla? Esas son cosas que inventa ésta piba".

Mientras que la gallega me iba recreando este divertido diálogo, ya estábamos llegando a la panadería, así que entramos, compramos una docena de medialunas cada una, y salimos. Yo no quería que se perdiera el hilo de la conversación, así que insistí en preguntarle qué más había pasado. Bueno, siguió Kika, cuando por fin cambia la bombilla, nos sentamos a tomar mate. Le da un mate a Teodoro, y... adiviná qué pasa? No puede ser, le digo. No me digas que... Siiiii, dice Kika muerta de risa, sa tapó la bombilla!!

"Ves?! Te das cuenta?" Decía Natacha. "Este tipo siempre hace lo mismo, toma un mate y chau, hay que lavar la bombilla que es re dificil de limpiar, la verdad que no sé cómo lo logra".

La cuestión es que, se para Natacha, limpia la bombilla con esos cepillitos que hay, viste? Si, le digo recordando que tengo uno en casa y nunca lo uso. Mientras tanto Pedro miraba la escena sin decir nada, porque yo a Natacha la conozco de toda la vida, y ya estoy acostumbrada, pero a Pedro siempre le da la misma sensación. Me mira como diciendo "es increíble, acá siempre pasa algo", porque en realidad la cosa no termina ahí. Cuando vuelve Natacha con la bombilla destapada, el agua se había enfriado, así que saca el agua del termo, la pone a calentar y dice.

"Le cambio un poquito la yerba y...ya estamos, eh?"

Mientras tanto el perro se suelta, entra a lo loco a la casa y Teodoro que trata de atraparlo para sacarlo al patio... y cuando Natacha va a arreglar el mate...

"Es increíble!" dice ya riéndose de los nervios, "Nos quedamos sin yerba, Teodoro".

Ah bueno! dije yo ya muerta de la risa, pero Kika, esto es una comedia! Si, si, es una comedia, decía la gallega agarrándose la cabeza. Lo peor es que Teodoro ya estaba empezando a enojarse, porque es un tipo de pocas pulgas, viste? y Pedro ya no aguantó más y largó una carcajada que rompía los cristales. Y bueno, que le vas a hacer, tuvimos que salir a comprar yerba! Imaginate lo que tardamos en tomar mate! Y... se nos hizo de noche
Las dos nos reíamos por la calle al tiempo que llegábamos de vuelta. Nos despedimos en la puerta de la casa de Kika pero antes abrió la bolsita donde había guardado las hojas y empezó a revolverlas nerviosamente. Uh! estoy frita! me dijo con cara de desesperación, me parece que perdí las llaves!
Jajajajajaaajjjjjj! gallega querida! lo de Natacha es contagioso!!

17 comentarios:

Martín dijo...

Adriana, que buenos estos relatos cotidianos. Sufrir con perder las llaves, el perro suelto, la bombilla tapada. Imposible no sentirse identificado con tus relatos. Me gusto mucho, como siempre. Un beso

Carina Felice dijo...

Yo querria decirte algo, querida Adri, pero estoy nerviosa porque no se donde deje la camara, y ademas, tampoco encuentro el teclado.
Eso si, seguro te mando un beso!

adriana rey dijo...

Martín: Gracias! me alegro que a vos también te pase jaja

Carina: Uh! lo tuyo es grave!!

Rous dijo...

Lo cotidiano, es a veces más refrescante que lo insólito. Me encanta este sitio!

Gabriel F. Degraf dijo...

vale mucho el relato, primero por la carga de personalidad y luego por tocar algo en comun a todos los que lo leen... hermoso relato, cargado de gracia en el exterior pero con verdadera desesperaciòn en el interior... linda conjunciòn. Saludos.

tenso dijo...

Adriana, el relato me recuerda a que el fin de semana próximo pasado, he vivido situaciones similares y la verdad es que, cuando vuelvo a mi pasado, recuerdo sucesivas situaciones del mismo tipo.
Por suerte veo, la vida tiene estos buenos momentos, esos pequeños momentos de inconvenientes, que sirven para divertirnos también y guardarlos como algo grato.
Como decía, el sábado me encontre con amigos y mientras estábamos pasando el rato me sentí mal, me descompuse pero por suerte uno de los presentes era médico, un petiso pelilargo y algo psicodélico de los setenta...
Muy atento, enseguida me atendió y rapidamente me recompuse, tan rápido que alcanzamos a sacarnos unas fotos (él atendiéndome en la cama y yo riéndome de la situación) bahhh a decir verdad él me quiere tanto que buscaba de alguna forma darme un beso, es así él).
Ahora, ese momento de infortunio, lo tenemos registrado y seguramente cada vez que nos juntemos nuevamente, será motivo de risas y de alegrías.
Quería compartirlo con vos, que tan excelente describís hechos de la vida cotidiana y que en este caso, de alguna forma me hizo sentir que también fui parte, de esa mateada sin yerba.

JuanRa Diablo dijo...

Desconozco todo lo referente al famoso mate y a su ritual (tan argentino), pero si alguna vez me iniciara en él espero no sea de manos de Natacha. Sería calamitoso... ;)

adriana rey dijo...

Rous: Cuánto me alegro que te guste! ponete cómoda, y gracias. Saludos

adriana rey dijo...

Gabriel: Estoy de acuerdo en que los tropiezos que sufrimos a veces aunque son graciosos tienen esa otra cara no tan cómica. Gracias por tu comentario! nos seguimos leyendo

adriana rey dijo...

Tenso: Qué te puedo decir?? que me alegro que te sientas identificado con el relato, aunque la historia esa del médico... otro día me la contás, dale? creo que vale para otro post. Relajate tenso, y bienvenido!

adriana rey dijo...

JuanRa: alguna vez tendrías que pasar por la experiencia del mate, si lo hacés, no te olvides de llevar un paquete de yerba y una bombilla bien destapadita!! Saludos sshh!

Carina Felice dijo...

Organicemos una mateada, y lo invitamos a JuanRa, Adri!
Unos buenos mates, rodeados de malvones...no esta nada mal, no?

beker dijo...

precioso relato, lo he disfrutado, un saludo:)

adriana rey dijo...

Carina: Qué buena idea! veamos si JuanRa pasa otra vez por acá y se prende a la propuesta! Que decís JuanRa??

adriana rey dijo...

beker: Muchas gracias! bienvenido y te esperamos de vuelta, saludos!

impersonem dijo...

Natacha no debe recibir muchas visitas a tomar mate, me da que tiene poco organizado el asunto ese...bueno, la próxima vez será mejor...supongo. La gallega siempre está es todas...

Besos.

adriana rey dijo...

Creo que Natacha no tiene organizado nada de nada jajaja.Gracias impersonem!