viernes, 27 de marzo de 2009

15- Natacha

Mientras estaba haciendo la cola para tomar el colectivo, Kika me daba charla al lado mío. Eso es algo que pasa habitualmente, porque cada mañana, cuando salgo para el trabajo, ella también sale para hacer las compras y nos encontramos, un poco por casualidad, un poco por hábito.

Sabés quien viene hoy a visitarme? Natacha, mi amiga de la infancia. Ah! Natacha! si... que me hablaste de ella en muchas oportunidades! Me encantaría conocerla, dije casi como un pedido.

Ah!, a vos te gustaría Natacha, porque también como a mi, a ella le encanta contar historias viejas. Con Natacha nos conocimos cuando yo me mudé al barrio donde ella todavía hoy vive. Todavía éramos chicas, teníamos diez u once años... , estábamos en la edad de jugar en la vereda, como se usaba en ese tiempo. Yo la miraba cómo jugaba con otras nenas, y yo era la nueva, viste? eso siempre te pone un poco incómoda. Me quería acercar, pero no podía, no me animaba. No sé porqué me había llamado la atención justo ella. Creo que porque se reía mucho mientras jugaba. En eso me llama mi mamá y me pide que vaya a hacerle una compra, y como todavía no conocíamos los negocios del barrio... me dijo "Porqué no le preguntás a esa nena donde se puede comprar?" Se vé que mi mamá había estado mirando la escena, y lo hizo para que yo me acerque. Así que, hice eso. Y ahí nomás nos hicimos amigas. Y a qué hora viene? pregunté calculando mi vuelta del trabajo. Ah bueno... eso no se sabe nunca, me respondió la gallega haciendo un gesto con la mano como si corriera el aire de adelante de la cara. Natacha te dice a la una, pero capaz que viene a las tres, o tres y media, porque tarda taaanto para salir de la casa...! Siempre fue igual, cada vez que teníamos que salir a algún lado había que esperar que Natacha terminara de dar vueltas... che ese no es tu colectivo? Ah, si, dije mirando el reloj, pero espero el próximo, todavía es temprano, y por qué tardaba tanto en salir? Y... qué se yo... principalmente por el peinado, cómo le gustaba peinarse! y ahora es igual, ella para ir a comprar se peina media hora, y después recién sale. Cuando éramos chicas que teníamos un grupo de amigos y salíamos los sábados o los domingos... era como un ritual... todos en la puerta de la casa de Natacha esperando que se terminara de arreglar. Qué pesada! jaja. Pero estábamos acostumbrados, ya no nos enojábamos, y le teníamos paciencia. Ahora que lo pienso... y te lo cuento a vos, me pregunto qué tendría de tan importante para Natacha el cabello...

Muchas veces ocurre eso, la gallega se cuelga pensando en algo y se extravía, y ahí se calla. Son los momentos en que me pongo impaciente, porque me asalta la intriga de qué le pasará por la cabeza.

Qué te quedaste pensando, Kika? Y... respondió buscando las palabras, que para la mayoría de las personas es importante el cabello, no? parece como algo natural, pero... también es algo a lo que le prestamos más atención que a otras cosas del cuerpo, a mi me parece. Ah! me acordé de algo!, dijo alegre, cuando yo le decía, che, Natacha, dejate de joder un poco con ese pelo! Ella me contestaba una frase que no sé si era un invento de ella o la había escuchado en algún lado: "El pelo es el marco de la cara" y con eso me cerraba la boca. Pero...

Otra vez se fugaba la gallega en sus pensamientos, y lo malo es que venía el colectivo. Ahí viene el colectivo, me tengo que ir, dije decepcionada, pero qué Kika? qué ibas a decir? Y... que las mujeres nos preocupamos mucho por el cabello, y que quizás es cierta la frase de mi amiga, pero... Los cuadros tienen marco, las puertas tienen marco... recién me doy cuenta de eso, me dijo con los ojos llenos de interrogación, para qué necesita un marco la cara?

Me subí al colectivo sin saber si lo que se preguntaba la gallega era una estupidez, o algo importante y profundo. Che! me gritó Kika desde abajo, pasate a la vuelta a tomar mate, que te presento a Natacha y te contamos alguna historia!
Qué alegría! me fuí contenta esperando que llegue la tarde.

15 comentarios:

Alejandro Quiroga dijo...

Muy buenos tus relatos. Me gusta la naturalidad con la que plantean siempre algún tema como para reflexionar.
Felicitaciones!

Carina Felice dijo...

Ahora voy corriendo a hacerme la planchita, ahhh sisisisiisisii. Natacha no me va a ganar!
ja ja!
Adri...imagino a Kika con el pelo todo enmaraniado, es asi?(lastima que nunca me permtira hacerle un buen retrato con mi camara...snif)

LILI dijo...

Hola Adri, me permito visitarte ya que me invitó Cari muy generosamente. Siempre me gustaron las cosas y las personas simples.....lo sencillo tiene el encanto de lo genuino..de lo sincero...de lo transparente. Así me parece KIKA......

adriana rey dijo...

Alejandro: Gracias por tu comentario! Te esperamos de vuelta cuando quieras!

Carina: Siiiiiii Kika tiene el pelo todo enmarañado! gracias por recomendar mi blog! un beso.

LILI: Que gusto que hayas pasado por acá! Y gracias por los elogios. Vos no tenés blog? intenté visitarte pero no me aparece el enlace...
Volvé cuando quieras! saludos!

Tino dijo...

Natacha hablaba con la suerte de las mujeres que pueden preocuparse por el cuidado del marco. Muchas caras masculinas carecen de enmarcado y sin embargo no pierden su esencia. Lo valioso no es el marco, sino la obra que se intenta proteger. Saludos

Anónimo dijo...

A mi el tiempo me borro el marco...se fue volando con nuevos vientos, mas que vientos parecen haber sido huracanes.
Hoy me siento, al desnudo frente a la mirada de todos.
Por momentos, pienso si los buenos pensamientos se habrán ido de igual forma ?
Por otros, si habrán quedado libres de encierro los malos pensamientos y son los que dirigen mi accionar.
Pero también me pregunto, que son los buenos y los malos pensamientos ???
Quien determina los que son buenos y los que son malos para mi y para ti ?

JuanRa Diablo dijo...

Yo no me he subido al colectivo. Me quedo con Kika. Quiero que me cuente más cosas de Natacha; de Natacha o de lo que ella quiera. Me conformo con que me cuente historias.

adriana rey dijo...

Tino: Creo que lo que decís intenta una interesante respuesta a la pregunta de Kika. Para qué está el marco? para proteger... Estoy de acuerdo con que lo importante es la obra! Saludos!

adriana rey dijo...

Anónimo: Eres casi un filósofo! (filosofas parecido a Kika)No creo que todos los buenos pensamientos se te hayan volado, por lo menos te quedó éste! Gracias y te esperamos nuevamente!

adriana rey dijo...

JuanRa: pronto, pronto vienen mas historiasssssss. Si me animo cuento lo que pasó cuando fui a la tarde a tomar mate con Kika y Natacha! una saludos grande!

impersonem dijo...

Interesante relato con contrapuntos para el pensamiento... tu relación especial con Kika... sus pensamientos motivan otros tuyos... eleva la conversación hasta la intriga y baja en picado hacia el adiós...

Kika tranciende el pesamiento hacia lo filosófico a través de lo aparentemente intrascendente... nos hace ver lo especial en lo cotidiano y viceversa... es la cadencia de la vida transitada por personas normales... creo.

Besos.

adriana rey dijo...

Impersonem: Me halaga mucho lo que dices y el análisis que has hecho!! muchas gracias! Sobre todo sabiendo lo bien que tu escribes. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querida amiga Kika sabes como te quiero, pero no puedo salir de la sorpresa al ver mi intimidad publicada en este blog! desnudaste mi alma y eso no lo puedo permitir,yo agradezco desde ya todos los comentarios recibidos por este medio pero debo confesar que me siento mal por tal desparpajo de tu parte todo lo que tengas guardado en tus recuerdos preferiría que lo charlemos en una de esas tardes materas... no por internet.Natacha

Anónimo dijo...

No comprendo, es anonimo o Natacha ??? jajajajajaj
Yo soy anonimo, igual lo bueno es que te propone tomar unos mates y charlar una tarde (Natacha, anonimo no...)

adriana rey dijo...

Natacha:Uh! qué lío! no me gustaría que te enojes con Kika! Que un alma no se desnuda tan facilmente! Un beso.

Anónimo: Aunque seas anónimo vos también podés firmar al final de tu comentario! Gracias tu visita.